viernes 02 de diciembre de 2022 - Edición Nº65

Política | 17 nov 2022

DISCURSO

Cristina Kirchner en La Plata por el Día de la Militancia: "El 1° de septiembre se quebró el pacto democrático"

La Vicepresidenta hizo referencia al atentado que sufrió en la puerta de su casa. Además, pidió hacer "un gran acuerdo sobre la seguridad".


La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó el acto por el Día de la Militancia en el Estadio Único de La Plata. En el inicio de su discurso llamó a reflexionar sobre la historia reciente y destacó el acuerdo democrático alcanzado en 1983, que por primera vez se quebró con el intento de asesinato que sufrió el 1º de septiembre pasado.

“Aquel acuerdo democrático podía tener todas las diferencias del mundo pero nadie quería matar a nadie, nadie quería matar a nadie por pensar diferente, ni siquiera aquellos que habían hecho de la muerte un instrumento político”, expresó la mandataria, citando además una frase de la película “Argentina, 1985”, y añadió: “Esa gran construcción democrática de respetar la vida se quebró por primera vez el pasado 1º de septiembre”.

La Vicepresidenta habló de seguridad y recordó a Lucas González, el adolescente de Florencio Varela asesinado hace un año, crimen por el que 14 policías están acusados e irán a juicio.

“Que las fuerzas de seguridad respondan a las autoridades civiles. De eso se debe tratar la seguridad. Es imprescindible abordar esos temas”, subrayó Cristina Fernández

Sin nombrarla, se refirió a la gestión de Patricia Bullrich al frente del ministerio de Seguridad durante del macrismo, como portadora de un discurso de la “mano dura berreta”. Ya había apuntado contra ella el miércoles, al publicar un video en el acusó a la jueza María Eugenia Capuchetti de no investigar el intento de asesinato que sufrió.

En esa línea, llamó a “terminar con debates absurdos” en torno a la seguridad y apuntó contra el gobierno anterior que puso “en el ministerio de Seguridad a una Miss Argentina”, haciendo referencia a Carolina Gómez Mónaco, quien ocupó durante el macrismo un puesto clave en los servicios de inteligencia.

“Hay que terminar con debates absurdos, porque la democracia tiene una deuda en materia de seguridad. Ningún partido político lo ha podido solucionar. Terminemos con ese debate berreta de los mano dura o los garantistas. Si para algo sirvió lo que me pasó fue para demostrar que cuando estuvieron en el ministerio de seguridad los mano dura, a la política de seguridad le pusieron una Miss Argentina. Y a su hermana, a controlar los gastos”, indicó Fernández de Kirchner.

Así, planteó que es necesario “un orden”, que para el peronismo “es el que garantiza seguridad, es el trabajo bien remunerado y que los chicos coman en su casa, no es el gatillo fácil ni el palo”.

Ante el clamor de los presentes que coreaban incesantemente “Cristina Presidenta”, la Vicepresidenta dijo: “Como decía el General (Juan Domingo Perón): todo en su medida y armoniosamente”.

En su discurso, sin dar nombres propios, criticó fuertemente a Mauricio Macri, por sus últimas declaraciones sobre la privatización de Aerolíneas Argentinas y de las jubilaciones, y a los libertarios que se presentan como “lo nuevo” en la política, destacando el proceso económico de la década de los ’90.

“Lo único nuevo somos nosotros, los que cambiamos la Argentina después del 2001, con ese 22% de votos de quien fuera mi compañero de vida que se cargó el país al hombro aunque el país se lo llevó puesto a él también”, dijo con la voz quebrada.

En clave regional, destacó “la oleada de Gobiernos nacionales y populares que mejoraron la redistribución del ingreso” entre 2005 y 2015.

“Dicen que el segundo gobierno de Cristina fue malo, pero fue malo para los angurrientos, para los que nada les alcanza, pero para los trabajadores el salario permitía llegar a fin de mes y también ahorrar y vacacionar. Que no me vengan a decir que hace 70 años que estamos mal, es mentira”, enfatizó.

Reflexionando sobre los mecanismos actuales que funcionan en vez del “partido militar” para derrocar gobiernos populares, se refirió al rol del poder judicial en la región, y en el país.

“Donde no hay jueces puestos a dedo, presionables y eternos en sus cargos el sistema funciona”, y señaló que “no es bueno para el pueblo” que sean los magistrados los que “deciden sobre las políticas económicas del país”.

“Hoy esta inflación que tenemos de 6,3 en el país, en el desagregado se ve que que las telecomunicaciones son de 12 puntos, el doble, y es porque hay jueces que dijeron que el decreto que se firmó para que sea servicio público no se debe aplicar”, aseveró la exmandataria.

Sobre la pospandemia, Fernández dijo que “viene difícil” y pidió “fortalecernos” para defender los recursos nacionales. “Necesitamos una dirigencia política compenetrada con los problemas que tiene el mundo, para poder encararlos y resolverlos. Necesitamos discutir estas cosas en lugar de caer en el agravio permanente y la estigmatización”, aseguró.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias