viernes 02 de diciembre de 2022 - Edición Nº65

Entrevistas | 23 oct 2022

LUCHA COLECTIVA

“Sueño con una Olavarría más diversa, donde el respeto no lo tengamos que pedir y realmente exista”

Así lo indicó Victoria Altavista, coordinadora del Espacio de Diversidad Sexual y Disidencias del Sindicato de Trabajadores Municipales de Olavarría. En diálogo con este medio la referente brindó detalles de su trabajo.


En junio del año 2021, el Sindicato de Trabajadores Municipales de Olavarría (STMO) se convirtió en el primer sindicato del país en contar con el Espacio de Diversidad Sexual y Disidencias. Desde aquel entonces, y bajo la coordinación de la artista y activista Victoria Altavista, mayormente conocida como Madame Lú, comenzó a funcionar el grupo que articula el trabajo en red con la lucha colectiva de la ciudad y la región.

Vale recordar que, Madame Lú desempeñó tareas como empleada municipal en la delegación de Recalde y llegó al Sindicato como delegada de su servicio; posteriormente integró la Comisión Directiva del STMO y más tarde se convirtió en la primera mujer trans en ocupar un puesto sindical a nivel distrital, provincial y nacional.

En dialogo con Olavarría Hoy la referente brindó detalles de su trabajo, experiencia y de su trayectoria. A continuación, los detalles.

Sindicato de Trabajadores Municipales de Olavarría

“Hablamos del primer sindicato que cuenta con un eje semejante a nivel país, y en términos de representación: significa mi espalda a todo esto”, expresó Altavista. Al mismo tiempo, sostuvo: “Me abrió otras puertas más allá del arte y eso me ha permitido tratar de estar y representar -como integrante de la comisión directiva y coordinadora- en lo más mínimo, en lo indispensable y en lo más difícil”.

“Hemos crecido muchísimo y hemos tenido la suerte de hacerlo llegar en cada charla o en cada problemática. Lo hemos podido llevar a otras localidades para que se tome como ejemplo”. “Estamos para acompañar, abrazar y ayudar a todos los trabajares y trabajadoras municipales y a la comunidad en general”, planteó la reconocida artista y activista.

El Espacio de Diversidad Sexual y Diversidades

“Podemos decir que, se creó un lugar dirigido a las diversidades y el recorrido es largo: en aquel momento comenzamos a abordar las problemáticas de los trabajadores y trabajadoras municipales y ahora el panorama es diferente”, dijo la referente al ser consultada por la representatividad.

Al respecto, explayó que todo es posible porque se cuenta con un gran equipo de trabajo: “Contamos con psicólogos, médicos clínicos, nutricionistas, asesoramiento legal y con el apoyo y acompañamiento de todos los integrantes del STMO”.

“Hemos tenido la oportunidad de poder viajar, de poder conocer otras ciudades y trabajar con otras compañeras; hemos tenido la oportunidad de poder estar ahí cuando una compañera la está pasando mal y no tiene la contención de un familiar o de un amigo”, indicó Victoria.

“Lo que estoy viviendo como coordinadora no lo puedo creer, estoy muy agradecida con la gente, particularmente Olavarría”. “Lo puedo ver desde el amor, en la calle, en cada mensaje y creo que se tiene que ser consciente de eso”, añadió.

A su vez, hizo hincapié en que “el arte me mostró como Madame Lú, el Espacio de Diversidad Sexual y Disidencias me abrió otras puertas y es por ello que decidí ir por más: por estar con ese compañero y compañera que necesita una mano”.

Trabajo en red

Victoria Altavista habló sobre el trabajo en red y comentó “trabajamos con las chicas de Criar con Alas y trabajamos sobre infancias trans; diferentes escuelas nos han abierto las puertas y hemos hablado sobre identidad de género, educación sexual integral, nos gusta hablar sobre alguna referente que ya no está -como Lohana Berkins y Diana Sacayán -compañeras que han dejado un legado el cual debemos seguir por ese camino y por las que vendrán”.

“Hay que hacer mucho hincapié en las infancias, hay que abrazar, hay que estar”. “El trabajo conjunto me llevó a escuchar y poder hablar con los papas y mamas para ver cómo abordar, que hacer, cómo poder manejarse y encontrar el camino de la oportunidad, respeto y amor”, confesó.

Abordajes y preocupaciones

Como equipo abierto a la comunidad, nos propusimos trabajar sobre tres ejes fundamentales: educación, salud y trabajo”, anticipó Altavista.

En primer lugar, referenció que “se puede ver la falta de Educación Sexual Integral en las escuelas y eso conlleva a la falta de respeto y a la discriminación. Hay compañeros que han tenido que dejar sus estudios por cuestiones de discriminación por parte de sus mismos compañeros y/o directivos. Eso me entristece mucho y siento que hay un atraso”, ejemplificó la referente.

Siguiendo con lo anteriormente planteado, habló sobre el ámbito de la salud: “Se trabaja en conjunto con el Consultorio Inclusivo, en el cual estamos pidiendo que haya más médicos, psicólogos y trabajadores sociales; ojalá lo podamos lograr porque realmente se necesita”. “Estamos cubriendo esa necesidad, pero hay mucha demanda porque también se trabaja en conjunto con el Centro de Violencia Familiar y de Género que tiene el sindicato”.

En relación al tercer eje, contó que “hoy en día estamos pelando por una Ley de Cupo Laboral travesti- trans”. “Realmente lo necesitamos, hay compañeros y compañeras que necesitan laburar, que necesitan tener la misma oportunidad de laburo que cualquier otra persona y muchas veces nos dicen que tenemos leyes, pero muchas veces no se cumple”.

Ante el panorama que aborda los tres ejes, la referente asumió que le gustaría decir que “no hay demandas”, pero eso no es así: “las demandas están y preocupan”

Un claro ejemplo de ello, son las leyes y la aplicación de las mismas: “Hoy tenemos la Ley de Identidad de Género, una ley que existe y que está, que es propia, que es nuestra, sin embargo, tenemos compañeras que sufren discriminación. “Un ejemplo claro es que no se respete el nombre que aparece en el documento, también hay compañeros que no tienen la necesidad de cambiar su documento y no se respeta como se autoperciben”.

“Siento que no está el interés y no se le da la importancia que tiene que tener”, sentenció Altavista. Al respecto, mencionó que “pasa en las escuelas, en el trabajo, en el banco, en un supermercado y también se ha reflejado en últimas elecciones, en la cual tuvimos situaciones bastantes complicadas y hemos estado presentes”.

“Yo siento que tiene que haber una preocupación real por el colectivo acá en Olavarría. No es un tema de moda, hay personas que uno puede llegar a lastimar con lo que dice o con lo que plantea, hay falta de respeto. A nosotras nos matan por el solo hecho de ser”. “El caso de Tehuel, es un caso del cual no se habla y duele”, refirió.

Al respecto, manifestó que “son derechos, tenemos que gozar de esos derechos. Tiene que haber una preocupación real, que seamos vistas como personas y que no somos ese bicho raro el cual vos podés discriminar y podés tener en cuenta cuando te parezca”.

“Me parece que todo pasa por ahí y no tanto por la tolerancia y empatía porque no estamos fuera de nada, somos parte de la sociedad, somos parte de esta Olavarría, la cual yo sueño todos los días que me levanto con una Olavarría más diversa donde el respeto no lo tengamos que pedir y si realmente exista”, concluyó la referente del Espacio de Diversidad Sexual y Diversidades del Sindicato de Trabajadores Municipales Olavarría.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias