jueves 25 de julio de 2024 - Edición Nº666

Policiales | 12 jun 2024

A poco más de dos años

Procesaron al chofer y a un ayudante del tren que descarriló en Pourtalé

Entre las impericias cometidas se les imputa exceso de velocidad y errores al accionar el sistema de frenos de la formación.


El conductor y el ayudante de cabina del tren que descarriló en la Media Estación de Pourtalé, el 8 de marzo de 2022, cuando se dirigía a la ciudad de Bahía Blanca, fueron procesados por el siniestro y se les realizó un embargo preventivo que ronda entre los 5 y 10 millones de pesos. Cabe señalar que desde que ocurrió este evento ferroviario, quedó suspendido el servicio Constitución – Bahía Blanca por el mal estado de las vías.

El Juez Federal de Azul, Gabriel Di Giulio, determinó que el hecho que dejó más de 60 heridos y nueve personas hospitalizadas se trató de un evento en el que se cometió “estrago culposo por descarrilamiento agravado”, y precisó que “se superaron las velocidades permitidas y no se accionó el freno de manera correcta”.

El fallo constató que el conductor de la máquina, Nicolás Ezequiel Fagioli“obró imprudentemente excediendo los límites permitidos de velocidad y exponiendo a la formación y al pasaje a los riesgos que las condiciones climatológicas, la tracción, el estado de la vía, la niebla y nocturnidad, y la existencia de posibles animales sueltos determinaban”.

En el expediente, que supera las 300 fojas, el juez apuntó además que “en lugar de reducir la velocidad por debajo del máximo permitido para mantener el debido dominio y control de la formación, la incrementó más allá del límite autorizado”.

Di Giulio detalló que “el exceso de velocidad no sólo se verificó durante los minutos previos al descarrilamiento” sino que Fagioli excedió los límites de velocidad en varios momentos del viaje, incluyendo lugares de extrema prudencia, como los kilómetros 340.43 y 340.52 en los que debía circular a 20 kms/h y lo hizo a 46 y 45 kms/h respectivamente”.

Al maquinista se le imputa también “impericia” al operar el sistema de frenos del tren, “accionando el freno independiente de forma intermitente y repetitiva, y con ello haber modificado la relación entre los esfuerzos verticales y horizontales presentes en el contacto entre los rieles y las ruedas de los vehículos, disminuyendo la carga vertical sobre algunos ejes y provocando los efectos alternados de compresión y estiramiento del tren”.

En los vistos de la causa, según informó La Nueva, el juez concluyó: “La violación del deber de cuidado y la imprudencia descriptas concurrieron a provocar el descarrilamiento”.

En tanto, el ayudante, identificado como Lucas Leonel Vázquez, también fue procesado por “no haber adoptado ninguna medida a su alcance para reducir la velocidad de circulación de la formación a los límites seguros, de acuerdo con las circunstancias descriptas, y en particular al del boletín de vía. La conducta le era exigible por el deber de cuidado y por las obligaciones legales derivadas de su cargo y función”. El falló indicó que “a pesar de haber podido constatar el exceso de velocidad de circulación del tren y contar con tiempo suficiente para dar cuenta de ello, omitió hacerlo”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias