jueves 22 de febrero de 2024 - Edición Nº512

Regionales | 1 feb 2024

evasores de impuestos

ARBA secuestrará yates, lanchas y motos que deben impuestos

La medida surge como respuesta a la acumulación de deudas que superan los 1.500 millones de pesos en concepto de Impuesto a las Embarcaciones Deportivas o de Recreación.


La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA), bajo la dirección de Cristian Girard, anunció la implementación de acciones contundentes para combatir la evasión fiscal en el sector náutico, especialmente dirigidas a propietarios de yates, lanchas, motos acuáticas y veleros a motor. La medida surge como respuesta a la acumulación de deudas que superan los 1.500 millones de pesos en concepto de Impuesto a las Embarcaciones Deportivas o de Recreación.

En la provincia, 1.442 embarcaciones se encuentran en condiciones de ser secuestradas debido a las numerosas deudas registradas en el sistema impositivo correspondiente. Los titulares de estos bienes, principalmente ubicados en la zona norte del área metropolitana del Gran Buenos Aires, tendrán hasta el 1° de marzo de 2024 para regularizar su situación y evitar el secuestro de sus embarcaciones.

Cristian Girard, director ejecutivo de ARBA, destacó la necesidad de profundizar los mecanismos de fiscalización para recuperar impuestos impagos y combatir la evasión en sectores de mayor poder adquisitivo. "Estamos haciendo uso de las facultades legales para proceder, en el marco de nuestra potestad de fiscalización, a la detención y secuestro de embarcaciones que acumulan importantes deudas", señaló Girard.

La resolución normativa Nº19-23 de ARBA otorga a la agencia la facultad de retener y secuestrar embarcaciones cuya valuación supere los $8.750.000 y que mantengan una deuda equivalente al 10% o más de su valuación fiscal. También establece que podrán ser retenidas aquellas embarcaciones que no estén registradas ante la agencia de recaudación y que se encuentren amarradas, fondeadas o guardadas durante un período de seis meses o más en la jurisdicción bonaerense.

El proceso de retención involucra la identificación física de las embarcaciones mediante operativos que utilizan tecnología satelital y drones. Los propietarios tienen dos oportunidades para evitar la retención temporal: regularizar su deuda o demostrar que la embarcación está registrada. De no cumplir con estos requisitos, ARBA procederá con el secuestro de la embarcación, comunicándolo de inmediato al juez correccional de turno.

La retención temporal se levantará únicamente si el titular cancela la deuda o registra adecuadamente la embarcación en un plazo de 10 días hábiles. En caso contrario, ARBA emitirá título ejecutivo e iniciará el juicio de apremio correspondiente para garantizar el cobro de la obligación tributaria. La agencia colaborará con la Prefectura Naval Argentina para asegurar la custodia y la imposibilidad de navegación de la embarcación secuestrada hasta que se regularice la situación fiscal.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias