jueves 22 de febrero de 2024 - Edición Nº512

Locales | 26 ene 2024

Gustavo Bustamante, titular de SOECO

LOSA cerró su planta: “Lo veíamos venir, pero no pensamos que iba a ser tan brutalmente”

Hay 55 trabajadores (los de mayor antigüedad) que fueron reubicados en Cerro Negro. Pero unos 40 contratados que eran los más jóvenes, quedarán sin trabajo. El secretario general de Soeco habló con OlavarríaHOY y sentenció que las políticas del Gobierno de Milei “están destrozando nuestro mercado”.


El cierre de LOSA es un hecho. Así lo afirmó el secretario general de Soeco, Gustavo Bustamante, en diálogo con OlavarríaHOY.

Y aunque no se habló de un cierre definitivo, el panorama que se vislumbra no es demasiado alentador.  Por el momento, hay 55 trabajadores que fueron reubicados en Cerro Negro, la planta que forma parte del mismo grupo societario. En tanto que entre 40 y 45 trabajadores contratados quedarán sin sus fuentes de ingreso, además del personal que no está vinculado directamente a la producción fabril.

La noticia se confirmó en las últimas horas, aunque desde diciembre que LOSA mantiene paralizada su producción y su personal con vacaciones forzadas.

 En este contexto, Gustavo Bustamante sintetizó que “lo veíamos venir, pero no pensamos que iba a ser tan brutalmente”.

Cargó contra las políticas de Javier Milei que buscan desregular completamente la economía y criticó la paralización de la obra pública que impacta indefectiblemente sobre la industria y la mano de obra.

A mediados de enero se supo que LOSA mantenía paralizados sus hornos y que el personal estaba de vacaciones. Similar situación se vivió durante el gobierno de Mauricio Macri. Pero lo cierto es que ahora, el cierre de la planta que tiene en Olavarría una historia de más de ocho décadas, fue total.

En la época Macri pararon, pero estábamos suspendidos y siempre gente adentro mantenimiento tareas. Hoy no hay nadie, no queda ni un solo trabajador, ni un solo jefe, solamente personal de vigilancia hay dentro de LOSA”, comparó el titular del SOECO.

Dijo que si bien “no puedo asegurar que cierre definitivamente, el panorama no es de los mejores. Lo que dijeron es que si el mercado vuelve a repuntar, la planta está lista para volver a producir, pero en este contexto económico veo difícil que eso pueda llegar a ocurrir”.

Del total de trabajadores de LOSA, 55 fueron reubicados en Cerro Negro. Se trata del personal que tiene una antigüedad de entre 17 y 45 años. En tanto que de 60 trabajadores contratados, 15 seguirían vinculados a Cerro Negro,razón por la cual esta decisión “deja a 45 personas sin trabajo”, remarcó Gustavo Bustamante.

Muchos de ellos son hijos de trabajadores de LOSA que estaban muy entusiasmados, para muchos era su primer trabajo y les sucede esto, es muy triste la situación”.

Además, se suman trabajadores que pertenecen a otros gremios que “también quedan sin trabajo como el personal de vigilancia, enfermería, limpieza y choferes que eran los que trasladaban al personal hasta la fábrica”.

En un análisis más macro de la realidad que atraviesa el país desde que asumió el nuevo Gobierno, Bustamante sostuvo que éste es el primer coletazo que sufre Olavarría en cuanto a las consecuencias de las políticas implementadas por Milei.

Cuando hay parates de este tipo, los gremios industriales son los primeros que terminamos pagando: las canteras, las cerámicas… Esto va ligado a la paralización de la obra pública que es un verdadero desastre”.

Confesó que el panorama de crisis se veía venir con las primeras decisiones políticas y económicas nacionales, pero “no pensamos que iba a ser tan brutalmente”.

En este plano, sostuvo que “pensábamos que iba a ser algo más progresivo: que iba a haber jubilaciones o prejubilaciones, retiros voluntarios, gente más reubicada y con tiempo. Pero este Gobierno (de Javier Milei) adelantó todo”.

En diciembre, LOSA tenía al 80% de sus trabajadores haciendo horas extra. “Estaban trabajando a full. Y de repente, en enero, no tuvieron ni una sola hora de trabajo”, destacó el gremialista.

En cuanto a Cerro Negro, dijo que “se está produciendo menos, pero hay una línea nueva con una inversión muy grande que hicieron en una planta para producir 350 mil metros de piso, una sola línea. Las tres líneas producen arriba de 500 mil metros de piso. Hoy, la planta de ladrillos está más parada: de 20 mil toneladas que se vendían, ahora se están vendiendo 5 mil. Hoy pudimos solucionar esto, pero si el mercado no mueve, en cuatro o cinco meses vamos a estar complicados”.

Más allá de la situación de los trabajadores, la tristeza pasa por una planta de más de 80 años de historia que deja de funcionar. “Fue la primera planta del Grupo Techint. El Grupo que hoy tiene fortunas que hizo con la fábrica de Olavarría. Hay que mirar cómo está el Grupo Techint  y cómo está LOSA, eso produce mucha tristeza”, cerró

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias