lunes 17 de junio de 2024 - Edición Nº628

Política | 1 sep 2023

Silencio absoluto en el oficialismo

La renuncia de Diego Robbiani, uno de los funcionarios de Galli más cuestionados

Fue de los más cuestionados, pero también de los más cercanos al Intendente. En contexto de Post PASO, con resultados adversos y de cara a octubre, Robbiani presentó ahora su renuncia. Lo que es extraño es que habiendo sido uno de los funcionarios más importantes, desde el oficialismo hay silencio absoluto. Incluso, aún tampoco se conoce quién lo reemplazará.


De los últimos escándalos, puede mencionarse una denuncia realizada por Verte, un medio local que hizo pública la acusación de falsificación de una firma en un boleto de compraventa, ante el Colegio de Abogados de La Plata.

En este caso, el ex funcionario municipal salió a defenderse vía Twitter: “La denuncia existe, como también existen los documentos que comprueban que no falsifiqué ninguna firma”, respondió.

Lo cierto es que en tiempos de post PASO, con un resultado adverso y de cara a las elecciones generales de octubre no era difícil suponer que Robbiani daría un paso al costado.

Permaneció en su cargo durante ocho años y tuvo varios escándalos que salpicaron a la administración de Ezequiel Galli. Sin embargo, Diego Robbiani se mantuvo como secretario de Desarrollo Humano y Calidad de Vida incluso hasta las PASO. Recién este jueves renunció a sus funciones.

Una de las primeras causas de enorme repercusión y en la que se lo involucró directamente fue la venta ilegal de terrenos y cuando muchos suponían que le valdría la renuncia, en la práctica sucedió todo lo contrario.

En aquella causa, se lo vinculó a Claudio Peralta, el referente barrial que trabajaba en territorio pero que, según él, respondía al propio Robbiani y al asesor del área de Desarrollo Social, Mariano Ciancio, quien debió renunciar en marzo pasado; después de haber sido suspendido en sus funciones.

En aquel entonces, el Intendente expresaba que “siempre dije que si un funcionario municipal estaba involucrado en la causa iba a ser separado del cargo”. Se constató que dos de los veintitrés inmuebles identificados en el oficio pertenecen a las arcas municipales.

El otro caso resonante fue el de las tarjetas Cabal, en el marco del programa Alimentar que debiera llegar a los sectores más vulnerables.

También fue en marzo y esta vez le valió la renuncia a Silvana Rosales, subsecretaria de Desarrollo Social, dependiente de la secretaría que conducía hasta este jueves conducía el máximo responsable de la instrumentación de las tarjetas Cabal, Diego Robbiani.

La denuncia saltó desde dentro del Municipio. Los fondos de algunas de esas tarjetas que no habían sido entregadas a quienes correspondía se usaban para consumo personal. El plan había sido presentado por el municipio en 2022 y la ayuda llegaría poco más de 3.500 familias en situación vulnerable.

En aquella oportunidad, el Frente de Todos pidió una sesión especial del Concejo Deliberante y exigió que Robbiani se presentara al recinto a dar explicaciones, pero eso jamás sucedió.

En medio la gente, aquellos que debieron usurpar terrenos para hacerse visibles ante la falta de respuesta al pedido de tierra o de vivienda. Notas entregadas al municipio, encuentros con el mismo Robbiani, acampes y ollas populares. Los testimonios de decenas de familias que hablaban de una falta absoluta de empatía respecto de la situación agobiante que transitaban, algunas incluso con pedido de desalojo, jefas de hogar y con menores a cargo.

Cabe recordar también el terreno lindero a la ex Escuela Industrial, cuando en julio pasado “una cuadrilla de trabajadores del municipio, por órdenes del Secretario de Desarrollo Social Dr. Diego Robbiani, quitó el alambrado olímpico de los terrenos linderos a la escuela e intentó apropiarse del inmueble”, que derivóen una causa penal.

Le siguieron otras polémicas, como aquella que vincula a su pareja como adjudicataria de las polémicas viviendas TUVI que el Municipio levanta en terrenos del Pikelado.

De los últimos escándalos, puede mencionarse una denuncia realizada por Verte, un medio local que hizo pública la acusación de falsificación de una firma en un boleto de compraventa, ante el Colegio de Abogados de La Plata.

En este caso, el ex funcionario municipal salió a defenderse vía Twitter: “La denuncia existe, como también existen los documentos que comprueban que no falsifiqué ninguna firma”, respondió.

Sin dudas, Diego Robbiani fue uno de los funcionarios más cuestionados en la gestión de Ezequiel Galli, pero también uno de los más firmes de la mesa chica del Intendente. Quizás ello hizo que se mantuviera en su cargo durante todo este tiempo, después de tantos escándalos en los que se vio vinculado. Y quizás también su importancia dentro de la actual gestión desemboque en este silencio absoluto del arco político, incluso desde su mismo espacio. Todavía ni siquiera se sabe quién lo reemplazará.

Lo cierto es que en tiempos de post PASO, con un resultado adverso y de cara a las elecciones generales de octubre no era difícil suponer que Robbiani daría un paso al costado.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias