martes 07 de febrero de 2023 - Edición Nº132

Entrevistas | 5 ene 2023

Cultura

“El freestyle es una forma de expresión”

Xabier Aragón, más conocido como Kress, es un rapero olavarriense que se metió entre los mejores 14 freestylers del país. En esta nota, sus inicios, el apoyo de su familia, y la importancia del freestyle en su vida.


Xabier Aragón tiene 22 años y hace freestyle desde los 15. En el mundo artístico se lo conoce como Kress, un nombre que según él, nació como un meme. Un corte fallido de pelo previo a su primera competencia le dio este apodo, ya que parecía que tenía “una cresta punk en la cabeza”.

Después de un año de muchas competencias, mucho entrenamiento y presentándose en diferentes provincias de nuestro país, logró una de sus mejores posiciones en el ranking de ascenso a FMS. La Freestyle Master Series, más conocida como FMS, es una liga profesional de improvisación de estilo libre que enfrenta a 12 freestylers del país.

Su última competencia nacional en Mar del Plata lo posicionó como uno de los 14 mejores, pero el camino hasta llegar ahí implicó un proceso de autoconocimiento y decisiones importantes.

En esta entrevista en profundidad con OlavarriaHoy, comentó sus inicios, su evolución,  el anhelo que tiene para este año, y la implicancia del freestyle en su vida.

 

-¿Cómo iniciaste?

Yo arranqué en 2015, justo mi papá se estaba viendo con una mujer que tenía una sobrina que era muy fanática del freestyle y del rap en general. A mí me gustaba, pero no me llegaba a interesar tanto como para que yo me meta. Hasta que una vez viajamos a Tandil a visitar a unos amigos de la familia y ella me dijo que había un evento y si quería acompañarla, así que fuimos y me encantó. Al tiempo ella me dijo si queríamos que vayamos a Lobería a otro evento. Ahí me crucé con Signer, otro rapero que había ganado el evento en Tandil, y  me dice: ¿vos rapeas?  ¿Cómo que no rapeas? y no sé por qué me puso la mano en los hombros y me dijo: “vos tenés que rapear, llegá a tu casa y pone una pista”. Llegué a mi casa, intenté y me re gustó.

-¿Cómo fueron las primeras competencias?

Un par de años fue un hobby, o sea donde rapeaba con amigos. Después empecé a ir a competencias donde no quería perder, entonces me ponía un poco de ganas, pero nada más que eso.   La primera competencia que fui fue en 2015, perdí en primera ronda. Fue un momento de adrenalina muy lindo.

-¿Cuándo fue que dijiste “me puedo dedicar a esto”?

Terminé la secundaria en 2018 en ENAPE y empecé a estudiar de una, y dejé de viajar completamente. El año anterior había tenido unas lindas experiencias, había viajado por primera vez fuera de la ciudad, pero como empecé la Facu, decidí dejar de viajar. En 2019, a fin de año, dije: ¿por qué dejé de viajar? Me llevaba más tiempo pero es lo que me gusta, y dije que tenía que hacerlo de vuelta.  Entonces empecé de nuevo a principios de 2020, fui a un evento y lo gané. Ahí decidí jugármela de vuelta.

-¿Cómo es el apoyo de tu familia?

Cuando me recibí de la secundaria tuve una charla con mi viejo donde él me dijo: “¿qué querés hacer? ¿te la querés jugar? si te la querés jugar, jugatela, pero dedicale como si estuvieras estudiando, dedicale tiempo, jugatela de verdad”. Yo no me animé a dar ese paso y dije que no, que iba a estudiar y bueno, a fin de 2019, después de pensarlo durante todo un año, decidí jugármela al final y, salió bien.  Entonces, ellos siempre me acompañaron, me preguntan cómo voy, si necesito algo.  Este año que pasó, por todos los eventos, viajé un montón. A veces pasaba tres meses fuera de mi casa,  por eso cuando vengo me pongo re contento.

-¿Cuándo venís acá qué haces?

Veo a mi familia, primero y principal, siempre veo a mi papá, a mi mamá, veo a mi abuela, veo a mis amigos, a mis amigas. A mí me encanta rapear, entonces por ahí estoy en mi casa, invito a mi amigo a entrenar y nos juntamos. También ayudo acá en Olavarría a un montón de chicos de la nueva generación.

-¿Entrenas?

 A mí me gusta entrenar. Ahora no estoy entrenando mucho porque  cuando viajo termino quedándome en algún hotel, en alguna residencia con gente. Es como que al ser tan largo el viaje uno se desgasta mentalmente. Entonces cuando vengo acá me relajo, estoy con mi familia, con mis amigos.

-¿Cómo está la escena actual acá en Olavarría?

Acá actualmente está hermosa, porque hay un montón de gente nueva. Por ahí cuando yo empecé justo había bastante gente, pero era distinto porque para mí no era tan family friendly. A medida que pasaron los años se tornó un entorno mucho más familiar, y ahora por ahí ves un montón de pibitos jovencitos, ves gente más grande, ves gente que pasa y se queda, y eso hizo que se desarrollen un montón de pibes, porque les permitieron ir más veces, les permitieron ir más tiempo, les permitieron ir a compes nocturnas porque se dieron cuenta que el ambiente era más ameno y familiar.

-Contame un poco de La Cantera

La Cantera es un grupo que surge con Norberto Almeida, Yenko, Core, Vibes y yo. Está apuntando a hacer eventos grandes, queremos hacer eventos que empiecen a profesionalizar un poco las competencias en Olavarría. Es también demostrarles que se puede, ya que hay un camino que se puede hacer y que lo que hacemos también es un trabajo, o sea más allá de que sea arte y que sea algo que nos gusta hacer llega un punto donde tiene que verse un trabajo que se puede dedicar el tiempo y tener las herramientas. Entonces intentamos incentivarlos a que se pongan más las pilas y entrenen más. Intentamos mostrarles que se puede, que hay un camino y que hay una profesionalización a la que pueden aspirar, pero tiene que ser mental también. Uno a veces tiene que creerse y sentirse y portarse como profesional aunque no lo sea, para irse preparando para cuando sí lo sea y para saber que hay un momento en el que lo va a ser.

-¿Qué balance haces de tu 2022?

Personalmente bien, yo soy muy autoexigente, uno siempre tiene cosas que mejorar. Estoy conforme porque mi objetivo del año era quedar entre los 16 mejores. En cuanto a viajes y competencias fue increíble pero largo. Fue un shing shang. Fui a los eventos más grandes del país. Viajé en avión,  conocí otras provincias que no conocía como Mendoza, San Juan, La Pampa , y son cosas que se dieron gracias al freestyle. Pero por ahí lo difícil fue que pasé tres meses fuera de mi casa, que a veces estaba re contra bien económicamente y hacía eventos que me dejaban plata y otras veces estaba un poquito mal económicamente y no me ayudaba. Pero en general, estuvo muy bueno, las experiencias fueron hermosas.

-¿Qué pasa con los viajes? ¿Te los bancas vos?

Si no es un evento grande, sí. En ese caso, desde el mismo evento te pagan todo, vos vas a competir nada más. Pero me pasó, por ejemplo, en una competencia en Chaco. Conseguí el dinero para ir pero no para volver. La única que me quedaba era salir primero o segundo en la competencia y al dinero que gane ahí lo usaría para poder viajar. Por suerte gané.

-¿Qué expectativas o proyecciones tenés para este año?

 Estoy muy enfocado. Tengo un par de proyectos que son para la ciudad junto con la gente de La Cantera. Tenemos un par de proyectos para la ciudad que ya van a salir, que tienen que ver con eventos y un par de cosas más que van a estar muy bonitos y van a aportar a todos los chicos de acá. En cuanto a competencias, mi intención el año que viene  es quedar entre los primeros tres y lograr el ascenso. Creo que es bastante posible, solamente hay que viajar mucho y no desenfocarse en ningún momento del año. Mi otro objetivo empezar a abrirme las puertas internacionalmente. Por cómo rapeo yo  suele tener más repercusión afuera. Mi estilo es de más referencias,  y más coherencia.

-¿Qué significa el freestyle en tu vida?

Es un método de expresión primero y principal.  A veces  estoy triste o estoy feliz y termino haciendo freestyle. Es una forma de liberarlo, de auto comunicármelo. También es algo que me divierte, creo que fue algo  que encontré. Siempre me encantó, pero competitivamente me ponía mucha presión y ahora en los últimos eventos encontré un pensamiento de ¿por qué me estoy presionando tanto? Si en realidad estoy haciendo lo que me gusta. Eso hizo que me vaya 10 veces mejor,  entonces es algo que me gusta y que me divierte porque la paso bien y porque me hace feliz actualmente.  También significa responsabilidades porque estoy en eventos importantes y grandes. Ahora hay  mucha más repercusión en lo que uno hace, entonces también tenés que tener cierta responsabilidad de hacer las cosas bien. Y por último y muy importante, es un sueño porque es lo que quiero, pero aparte para mí significa una especie de ser cierto ejemplo de que se puede. Hay un camino ya hecho y no hace falta que sigan ese camino. Pero hay una brecha que se rompió, que antes no se podía aspirar a nada. Ahora sí, eso para mí es súper importante.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias