martes 07 de febrero de 2023 - Edición Nº132

Entrevistas | 26 dic 2022

La olavarriense que ganó el Mundial de Escritura

Se trata de Pamela Aguirre Leonetti. Compitió con su equipo en la octava edición del Mundial de Escritura, de la que participaron 11.300 personas. En esta nota, sus inicios en la escritura creativa y sus sensaciones después de que su texto haya sido seleccionado como el mejor.


Pamela Aguirre Leonetti nació y vivió en Olavarría hasta los 18 años. Hizo la secundaria en la Escuela Normal, y posteriormente decidió irse a La Plata a estudiar traductorado de inglés más enfocado a la traducción literaria, en parte, por su pasión por la escritura.

Más tarde estudió periodismo en TEA y realizó una maestría en Relaciones Internacionales. Se instaló en Buenos Aires y comenzó a desenvolverse como periodista freelance, haciendo foco en el periodismo narrativo y la escritura creativa, siguiendo las bases de Leila Guerreiro. Después, trabajó como productora de televisión en TN, a la par que se sumergía en el mundo de los talleres literarios: “ahí dejé un poco de escribir, porque la televisión te absorbe un montón el tiempo y la vida. Dejé un poco de hacer periodismo gráfico, de hacer crónicas que es lo que más me ha gustado”, comentó Pamela a OlavarriaHoy.

Hoy ya hace un año y medio que se instaló en La Paloma, Uruguay. Renunció al canal para volver a conectarse con la escritura, que “en realidad es lo que más me gustó siempre”, confesó. En esa línea, colabora con el diario El País de Uruguay y con la revista Coolt de Barcelona.

 “Me gusta escribir desde siempre, creo que desde los 10 años escribo.  Me acuerdo de una maestra que se llamaba Rita en cuarto grado, nos dio una bitácora de escritura y ahí como que empezamos a escribir cuentos todas las semanas, y como que ahí me despertó algo”, recordó Pamela sobre sus comienzos en la escritura creativa. Asimismo, señaló que nunca publicó nada, y que recién lo hizo cuando empezó a trabajar como periodista.

En cuánto a su estilo al momento de escribir, indicó que “me gusta escribir la literatura del yo, de la auto-ficción. Me parece que tiene que ver también con ejercitar la mirada, con mirar al mundo y mirar a los otros, y después desde ahí disparar otros mundos posibles.

 

La posibilidad de participar en un Mundial

Pamela realiza talleres literarios que “te sirven porque te obligan a escribir también todos los días para el taller. Me gusta esa parte de la escritura colectiva, la cosa de compartir y de recibir un feedback de otras personas”

En uno de los talleres que hace, la alentaron a ella y a sus compañeros a participar del Mundial de Escritura, "una competencia que tiene como principal objetivo incentivar el hábito de la escritura y la edición entre pares". Se participa en grupos de 8 o 10 personas cada integrante del grupo escribe un texto por día. Se dan consignas que son disparadores para escribir esos textos y  después una las lleva para donde una quiere que vaya el relato, pero la idea es producción diaria durante una semana, y hay escribir por día tres mil caracteres como mínimo”, explicó. Cabe destacar que esta fue la octava edición, y participaron 11.300 personas de 63 países del mundo.

En una instancia posterior, cada equipo hace una votación de los mejores textos de la semana, y de ahí se elige uno para competir con los demás equipos. Pamela postuló el que más le había gustado, y sus compañeros lo eligieron como el mejor.

Entre todos los textos, un jurado definió los 100 semifinalistas. Luego, otro jurado estableció 10 finalistas, y entre esos resultó ganadora el cuento presentado por Pamela, que se titula “Los cielos lisos me ahogan”, calificado por el jurado como un “relato bello, preciso, expresivo y conmovedor”.

“Para mí estar entre los 10 había sido un montón,  no me esperaba que el texto ganara, me parecía muchísimo, estar entre los finalistas era haber ganado. Cuando dijo mi texto sentí una emoción enorme, estaba como en shock”, explicó en relación a las sensaciones del momento en que le comunicaron que su texto había resultado ganador.

La escritura en su vida

Su objetivo con sus escritos es “explorar un poco la vida de uno y un poco masacrarla. Lo que yo escribí en el cuento, por ejemplo, parte de algo que me pasó a mí, pero después uno va como inventando. Uno busca intentar conmover,  seguir una emoción, un sentimiento en el otro que lo lee y ver que otras aventuras posibles tiene eso que uno .Me parece que uno lo que busca con la literatura es crear algo bello, crear belleza con las palabras, más allá de la trama”.

En este sentido, reflexionó acerca del rol que ocupa la escritura en su vida, y sostuvo que “es mi forma de expresarme, mi forma de estar en el mundo, de entenderlo. Como a mí algo me conmueve o me hace mal, de ahí de ponerlo en palabras”. Y concluyó: “me permite transitar el mundo de otra manera”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias