martes 16 de julio de 2019 - Edición Nº1209
Olavarria Hoy » Locales » 10 jul 2019

polo judicial

Obra del Polo Judicial: Un peligroso elefante blanco en pleno centro de la ciudad

La obra del Polo Judicial quedó paralizada por no contar con el presupuesto suficiente. Desde el Centro de Ingenieros de Olavarría volvieron manifestar los "peligros" ante los cables de electricidad descubiertos, las veredas destruidas, la posibilidad de casos de usurpación y ocupas, la inseguridad para los vecinos y vecinas del lugar como también los daños a los inmuebles lindantes y los perjuicios a la hora de realizar tasaciones en las propiedades de la zona. 


A dos meses de la paralización de la obra del Polo Judicial que se realizaba en el predio del ex corralón municipal de Bolívar y 25 de mayo, se plantea un panorama desolador ante un gigante de concreto a medio terminar. Desde el Centro de Ingenieros de Olavarría reiteraron la preocupación por los peligros y las complicaciones que acarrea la situación de abandono de la obra y remarcaron que “no hay antecedentes de una construcción abandonada de esta magnitud en pleno centro de la ciudad”.

 

La obra del Polo Judicial quedó paralizada y desmantelada por no contar con el presupuesto suficiente. Por este tema, la Suprema Corte de Justicia se le plantó a la gobernadora María Eugenia Vidal con una dura resolución debido a la falta de fondos para la realización de las obras de infraestructura proyectadas. Cabe recordar que el ambicioso proyecto de dotar a la ciudad de Olavarría de un Polo Judicial que albergara juzgados, fiscalías y hasta una alcaidía, fue anunciado con euforia por el intendente Ezequiel Galli y generó expectativas en la sociedad.

La situación expresa la incertidumbre debido a los problemas que acarrea una obra inconclusa de esa envergadura, ya que podría generar daños físicos debido a la situación de abandono de las veredas y del edificio en general, casos de usurpación y ocupas, inseguridad para los vecinos y vecinas del lugar debido a la falta de luminaria en la zona, daños a los inmuebles lindantes como también perjuicios a la hora de realizar tasaciones en las propiedades de la zona. 

 

Desde el Centro de Ingenieros de Olavarría, su secretario Marcos Cavilla Bilbao, aseguró que “hasta ahora no tuvimos respuestas ni observamos movimientos en pos de solucionar todas las problemáticas que planteamos sobre el abandono de una obra de tal magnitud”. Y consideró que “queda una obra muy peligrosa desde lo físico y también desde la inseguridad porque cualquiera pueda entrar y salir de esa construcción abandonada”.

 

En ese sentido, ingenieros de la ciudad remarcaron que “hay 120 metros de vereda que siguen estando intransitables, hay un cerco de obra muy peligroso para los transeúntes y la obra está descubierta al acceso de terceros”. Al mismo tiempo, explicaron que “la obra tiene un sereno por las herramientas que hay en su interior pero el día que la empresa se vaya definitivamente eso va a ser tierra de nadie con el peligro de que sea ocupado por personas que no tienen techo”.

 

Otra de las preocupaciones que expresaron desde la entidad local, es que “hay cables eléctricos que están al descubiertos y que son linderos a la vía pública, los ´chicotazos´ de electricidad se pueden ver en la esquina de 25 de mayo y Bolívar”. A su vez, remarcaron que “el subsuelo sigue estando semi inundado y lo mantienen con bombas que están gastando energía eléctrica que no se sabe quién la va a pagar y significan un gasto muy abultado”.

 

Por otra parte, desde el Centro de Ingenieros sostuvieron que “no hay antecedentes de una obra abandonada de esta magnitud en pleno centro de la ciudad”. Según explicaron, sólo se podría comparar con la obra del aeropuerto de Olavarría y por la ex fábrica SCAC que estuvieron abandonadas por décadas pero que se encontraban a las afueras de la ciudad

“Toda esa obra abandonada genera un gran pasivo ambiental y arquitectónico en el espacio público, que afecta directamente a las propiedades cercanas”, consideraron.  Sobre el pasivo que significa, remarcaron que “si la obra sigue parada se va a empezar a deteriorar sin haber podido entrar en funcionamiento, entonces el costo de terminarla después va a ser mucho más elevado de toda la inversión que ya realizó la Provincia”.

 

La obra fue proyectada en 2017, se le asignó un presupuesto de casi 350 millones de pesos y constaba de tres etapas con fondos que se ejecutaban mediante el Ministerio de Infraestructura bonaerense.  El proyecto de construir un Polo Judicial es un anhelado de los abogados y abogadas de Olavarría y el Departamento Judicial de Azul, representando mejores condiciones de trabajo para los empleados y empleadas del Poder Judicial.

 

De esta manera, la enorme mole de 12.700 metros cuadrados distribuidos en cuatro pisos quedó totalmente abandonada y no se encuentran respuestas por parte del gobierno de María Eugenia Vidal y la Suprema Corte de Justicia, que cruzan responsabilidades de una obra millonaria a medio terminar y que se transforma en un gran elegante blanco en pleno centro de la ciudad.

LAS MÁS LEÍDAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias