miércoles 16 de octubre de 2019 - Edición Nº1301
Olavarria Hoy » Nacionales » 9 jul 2019

fallecimiento

Murió el ex presidente Fernando de la Rúa

Tenía 81 años y se encontraba internado en grave estado por una descompensación cardíaca renal. La noticia fue confirmada por el presidente Mauricio Macri, que a través de redes sociales le dedicó un sentido mensaje de reconocimiento.


A los 81 años, murió Fernando de la Rúa. El ex presidente estaba internado en grave estado en la clínica Fleni desde el 28 de enero. En las últimas horas su estado había empeorado a raíz de una descompensación cardíaca y renal.

 

La noticia fue confirmada por el presidente Mauricio Macri quien le dedicó un sentido mensaje a través de redes sociales. "Lamento el fallecimiento del ex presidente Fernando de la Rúa. Su trayectoria democrática merece el reconocimiento de todos los argentinos. Acompañamos a su familia en este momento", aseguró.

El ex mandatario había sido hospitalizado el 1° de enero en Pilar por un problema cardiovascular. Luego de ser sometido a una intervención quirúrgica, donde le colocaron tres stents, estuvo varios días en terapia intensiva. Y durante la internación, también se le realizó una traqueotomía para desvincularlo de la asistencia ventilatoria mecánica.

 

Sus últimas apariciones públicas se dieron en encuentros con el presidente Mauricio Macri durante su asución en 2015 y luego en la gala del teatro Colón en el marco de la cumbre del G20 que se realizó en noviembre pasado en la ciudad de Buenos Aires.

De la Rúa fue presidente de la Argentina entre 1999 y 2001, dejando su cargo en la peor crisis económica de la historia del país que dejó a miles de ahorristas sin sus depósitos bancarios. El 19 de diciembre, el ex jefe de Estado declaró el estado de sitio y al otro día renunció a la presidencia, luego de 39 personas muertas en las calles de Buenos Aires, dejó la Casa Rosada en helicóptero, una imagen que quedará en la memoria de los argentinos para siempre.

 

Antes de llegar a la presidencia, el abogado había sido el primer jefe de Gobierno porteño, tres veces senador, una vez diputado y candidato a vicepresidente en 1973. En las elecciones de octubre de 1999, en fórmula con Carlos "Chacho" Álvarez, De la Rúa obtuvo el 48,5% de los votos y consiguió una cómoda victoria frente a Eduardo Duhalde y Ramón Ortega, que se alzaron con el 38,09% de los sufragios. En tercer lugar quedó Domingo Cavallo con el 10,09%.

Una vez en el poder, lanzó un plan de ajuste feroz en el Estado y subió los impuestos a las clases medias y altas. El objetivo era controlar el gasto público y bajar las tasas de interés y para ello hubo un recorte de sueldo de entre el 8% y 20% a los empleados públicos, fuerzas de seguridad y empleados judiciales. También hubo despidos masivos y recortes de presupuesto en varias áreas.

 

En el 2000, el gobierno de De la Rúa debió acudir al Fondo Monetario Internacional y el entonces ministro de Economía, José Luis Machinea, negoció lo que se conoció como el blindaje, que fue presentado como un paquete de salvataje de 40 mil millones de dólares. Antes, en octubre, había renunciado el vicepresidente Álvarez, lo que agravó la situación política.

En el 2001 la crisis económica se deterioró, se disparó el riesgo país y los depósitos bancarios bajaron exponencialmente. La confianza de la gente y del mundo en las finanzas argentinas y en la presidencia estaba perdida. La reacción del Gobierno fue convocar a Domingo Cavallo al Ministerio de Economía, quien anunció más recortes a los jubilados y empleados estatales y emitió deuda por tres mil millones.

En noviembre, se inicia la reestructuración de deuda conocida como Megacanje, pero la desconfianza y la falta de inversiones golpeaban fuerte al gobierno. La gente comenzó a retirar la plata del banco y para frenar esto Cavallo anunció el "corralito".  A partir del 1 de diciembre, solo se permitía retirar 250 pesos en efectivo por semana y se prohibía enviar dinero al exterior, entre otras medidas.

 

Ante esto, el FMI endureció su posición y no envió los 1260 millones de dólares que debía prestar en el marco del "Blindaje". El argumento fue que Argentina no había alcanzado el déficit cero, tal como había prometido Domingo Cavallo. Así, el país entró en cesación de pagos y precipitó la caída del gobierno.

 

LAS MÁS LEÍDAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias